webespacio

Algoritmos de traducción permiten descifrar un código secreto del siglo XVIII

Gloria Sedano    Noticias

La tecnología ayudando a descifrar los misterios del pasado. Un equipo de científicos en computación, estadounidenses y suecos, han usado las modernas técnicas de traducción estadística, que usa Google Translate, para descifrar un documento secreto de hace 250 años, y que nadie podía desentrañar sus mensajes.

algoritmos de traduccion permiten descifrar codigo del siglo xviii

El Copiale Cipher, como se conoce a este libro, es conocido mundialmente por su extraña codificación escrita en el siglo XVIII y que fue guardado celosamente en la Academia de Berlín Oriental, después de la Guerra Fría. Sus 105 páginas en papel de oro y brocado verde contienen unos 75.000 caracteres, entre letras romanas, griegas, y otros símbolos indescifrables hasta hace poco.

El científico Kevin Knight, de la Escuela de Ingeniería Informática en la Universidad del Sur de California Viterbi, un experto en traducciones, se dio a la tarea de descifrar ese código. Para lo que escaneó el documento y los símbolos, intentando primero con un software con más de 8 lenguas distintas sin resultados.

Entendieron pronto que las letras latinas solo estaban para despistar y que en realidad representaban espacios vacíos. Probaron con los símbolos abstractos especulando que podrían representar una lengua conocida, bajo una técnica de cifrado homofónico -un código de sustitución que no tiene una correspondencia directa entre la información original y lo codificado.

Los investigadores usaron entonces las técnicas de traducción de idiomas que calcula la frecuencia de palabras para adivinar lo que un símbolo puede significar en alemán. Así descifraron gran parte del libro, transcribiéndolo y revelando sus secretos.

El texto finalmente se supo trata acerca de los rituales de una sociedad secreta alemana relacionados a la oftalmología y la cirugía ocular. El desciframiento del libro ha entusiasmado especialmente a los historiadores, que con la aplicación de las nuevas tecnologías de traducción estadística pueden esperar aún la revelación de otros más complejos documentos históricos encriptados.

En la web:
The New York Times
Wired








Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *