webespacio

Los mejores consejos para jóvenes que inician una StartUp por primera vez

William Henostroza    StartUps

mejores consejos jovenes emprendores

La juventud en todos los campos laborales es una buena fuente de errores sobre los cuales uno aprende, pero si eres un joven con una iniciativa empresarial estas equivocaciones pueden ser más fuertes. Sin embargo, no desesperes.

Como de todo se aprende en la vida, a continuación te presentamos los mejores consejos que todo joven emprendedor que inicia una Start Up por primera vez debe tomar en cuenta.

Pisa tierra

Es necesario que comprendas que tu emprendimiento no va a convertirse en una compañía de mil millones de dólares en los próximos 18 meses. Debes ser consciente que correrás riesgos y necesitas probar cuán fuerte puedes correr y consolidar tu start up. Por ello, rodéate de gente que quiera trabajar a largo plazo para concretar los cimientos (por ejemplo: co-fundadores, empleados, asesores, miembros de la junta, inversores, etc.)

Cuida tu salud

Para poder hacer crecer tu start up, es obligado que tú estés bien. Cuida de ti mismo, duerme las horas requeridas para que las ideas surjan. Aliméntate bien y sano y trata de hacer ejercicio. Obviamente que habrá ocasiones que por circunstancias especiales el horario normal se afectará (por ejemplo, los días previos a lanzamientos, etc.), pero estos días son solo excepciones.

Conoce tus debilidades

Conocer tus debilidades es tan importante como saber cuáles son tus puntos fuertes. Esto permitirá aterrizar ideas y saber qué puedes hacer y qué te falta para concluir otras.

Busca consejo de emprendedores

No hay mejor maestro del que aprendió de sus errores. Busca personas que han demostrado su experiencia y han ampliado y consolidado su propia empresa y pídeles consejos o conviértelos en tus asesores o mentores. Lo ideal es que gente con experiencia en tu sector, pero incluso alguien que tenga experiencia en un espacio similar podría ser útil también.

Comunica y sé transparente con tu equipo

Las personas involucradas con tu start up son testigos de todo lo que sucede en la empresa, tanto de lo bueno como de lo malo. Construir una sólida confianza es vital para cualquier organización. Reúnete con ellos, hazlos partícipes de las decisiones y recoge sus sugerencias. Cada cual es profesional en su campo y sabrán darte su punto de vista. Sé empático e interactúa sobre distintos aspectos de sus vidas. Conviértelos en tu familia laboral.

Reúne a los mejores

Ser emprendedor no significa restringirse la contratación de profesionales talentosos que aporten a tu start up. Siempre que puedas evalúa bien a quién contratarás. Las personas son el componente más importante de casi todos los negocios y atraer el mejor talento posible hará que tengas una ventaja diferencial sobre el resto.

Propón y sigue tu dirección siempre

Establécete prioridades y mantén la atención en ello. Como CEO eres responsable de dirigir la visión de la empresa, incluyendo el planteamiento de metas a corto, mediano y largo plazo. Recuerda que para ir de A a Z primero tienes que ir de A a B. Por muy tentador que sea, no trates de hacerlo todo a la vez ni desviarte de tu camino, porque las sorpresas podrían ser no muy agradables.

Administra bien tus bonificaciones

Por mucho mejor que esté resultando el negocio, no brindes bonificaciones o compensaciones de forma desmedida. No regales equidad con demasiada facilidad. Recuerda que es imprescindible que se mantengan reservas de capital para la sostenibilidad del negocio y para seguir pagando sueldos y atrayendo al mejor talento. Ya cuando te consolides financieramente tus retribuciones podrán ser mayores.

Sé hábil para buscar financiamiento

Uno de los secretos para pedir financiamiento dicen que es pedir consejos a las personas adecuadas. No pedirles inversión de una. Si solicitas consejos sobre administración para tu start up, se abre una buena oportunidad para involucrar a la gente y conseguir que se entusiasmen con tu empresa y/o producto (si lo haces bien, la gente se verá atraída y tendrán ganas de invertir).

No te lances a la piscina sin calentamiento

Tienes una excelente idea y crees que tu mercado objetivo la aceptará rápidamente porque piensas que es una gran idea. Si no has hecho pruebas, sondeos entre tus clientes o usuarios, sé consciente y no te lances a la piscina sin calentamiento previo. Tienes que estar seguro de que tu producto o servicio está listo y actúa. Fallar rápido es un pecado constante de todo CEO de una start up. Piensa y aterriza tus ideas primero.

No acapares todo

En un primer momento, debido a la escasez de personal, un  emprendedor tendrá que ser responsable de todo para poner en marcha su start up, no obstante, ni bien cuentas con la posibilidad de contratar a un asistente administrativo (que vea los pagos, trato con proveedores, etc.), un contador, un tesorero, hazlo. Debes centrarte en gestionar, idear y establece relaciones. Convoca a los profesionales que te ayudarán en tu viaje y no trates de acaparar todo siempre pues podrías saturarte y afectar tu perspectiva del negocio.

Asiste a eventos de tu sector

Aquí entra a tallar la habilidad de establecer relaciones de negocios. Involúcrate con lo que sucede en tu sector, propón soluciones y muéstrate con mucho interés. Es increíble la cantidad de gente inteligente, apasionada y pertinente que puedes conocer en estos eventos.

Evalúa opciones

Existen tres opciones que te dan para hacer y el resto está muy influenciado por las circunstancias y la suerte:

  • Tú eliges tu idea
  • Tú eliges a tus socios comerciales
  • Tú eliges a tus inversores

Tu elección de socios e inversores debería ser considerado como permanente y por lo tanto son las dos decisiones más importantes que hacer. La idea puede cambiar y evolucionar, pero esta capacidad y la dirección de esta evolución será muy influenciada por tu elección de socios e inversores.

Aprenda a decir no

En los primeros meses, de seguro estarás ajetreado y probablemente diciendo “sí” a todas las oportunidades que busques o se te presenten, conseguir lo que sea y quien sea que pueda para ayudar con tu start up. Suponiendo que todo va bien, luego llegas a un punto de inflexión en el que la gente empieza a venir a ti en lugar de tu ir a por ellos.

En ese momento, ya no tendrás necesidad ni tiempo  para decir “sí” a todo. Para tener la confianza de decir ‘no’, mantente enfocado en tu visión.

Sé humilde y mantén una actitud positiva

Si ya eres el CEO del start up que tanto ideaste, ahora tu vida es una montaña rusa. Recuerda que hay días buenos y hay días malos, por otra parte , hay días terribles y hay días geniales. En un gran día, recuerda que un mal día está a la vuelta de la esquina. Permanece humilde ante todo. En un mal día, recuerda que un gran día está a la vuelta de la esquina. Mantén una actitud positiva.

No te sientas conforme por mucho tiempo

Siempre trata de experimentar y probar nuevas cosas para tu mercado. Mejora los sistemas de gestión. Innova en tus procesos. La reingeniería no es un verdugo es una amigo para hacer crecer una start up.

Ahora que ya sabes que no debes tener miedo a emprender. ¿Te animas a ser el CEO de tu propio Start up? ¿Te sirvieron estos consejos? ¿Has seguido otras recomendaciones?





RECOMENDADO PARA TÍ

startup inicio

Aprende cómo internacionalizar tu Startup con sencillos consejos

coworking

¿Qué es el CoWorking?

primero sintomas startup va a fracasar

Los primeros síntomas de una StartUp que va a fracasar




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *