peligros de las redes sociales
REDES SOCIALES

Peligros de las redes sociales

Actualizado el 28 de septiembre del 2022

Las redes sociales ya se han vuelto imprescindibles en nuestra vida diaria. Sería difícil concebir nuestras vidas como son en la actualidad sin ellas. Les damos diversos usos y han traído infinidad de beneficios a nuestras vidas. Lamentablemente, la libertad que brinda esta red social, la “democratización” de la misma y el hecho de que cualquiera pueda estar presente en ellas ha traído muchos aspectos negativos.



El ser humano tiene el libre albedrío de hacer el bien o el mal, y las redes sociales son entornos digitales donde las personas interactúan y comparten información. Así como hay personas que usan estas redes para crecer personalmente y aportar positivamente a la sociedad, hay otras que solo las utilizan para fines egoístas y hacer daño a los demás.

Si quieres saber los peligros a los que estamos expuestos, especialmente los más jóvenes, al navegar por las redes sociales, continúa leyendo. Seguramente pondrás más atención a lo que haces en las redes sociales. También puede que comiences a cuestionarte si tu hijo o hermano menor está realmente seguro solo por estar en casa viendo su perfil en Facebook o Instagram.

¿Cuáles son los peligros más comunes de las redes sociales?

Adicción y un uso excesivo

adicción a las redes sociales

Un problema que ha estado presente desde los inicios del internet en los años 70. Desde aquellos años los especialistas estaban preocupados por los problemas de dependencia y adicción que podría traer este nuevo mundo llamado internet. Las redes sociales no hicieron más que materializar ese miedo, que ahora se ha convertido en una de las pandemias más preocupantes a nivel mundial. La adicción a las redes sociales es una realidad que va en aumento cada año.

Cada vez es más el tiempo que las personas le dedican a las redes sociales. Se calcula que en promedio una persona dedica 7 horas a las redes sociales y que 1 de cada 3 horas que las personas pasan en internet lo hacen en alguna red social. Cada vez son más las personas que no pueden dejar de estar conectados todo el tiempo a las redes sociales.

Este uso excesivo puede llevar a las personas a descuidar sus relaciones interpersonales en la vida real. También podría llevar a problemas de autoestima en niños y adolescentes o a que estos sean víctimas de redes de trata de personas.

El tema de la adicción y dependencia a las redes sociales es tan amplio que le dedicaremos su propio artículo.

Peligro para niños y adolescentes

La popularidad de las redes sociales entre los más jóvenes y el uso excesivo de estas, resulta especialmente dañino para niños y adolescentes. Estos han nacido con la tecnología en la “palma de la mano”, y manejan la tecnología mejor que nadie, lamentablemente no siempre para bien.

La necesidad de expresarse, formar parte de un grupo y ser reconocidos sumado a la facilidad para compartir contenido provoca que estas se hayan convertido en casi una necesidad para el público más joven. Las redes sociales son entonces puerta de entrada de los niños y adolescentes a contenido inapropiado como la pornografía.

Otros de los problemas más conocidos son el llamado sexting, donde los adolescentes envían fotos o mensajes con contenido adulto a otros adolescentes. El cyberbullying también es muy común entre los adolescentes, pudiendo provocar depresión o incluso el suicidio entre los afectados.

Que los más jóvenes pasen más tiempo en las redes sociales puede provocar también que hagan contacto con personas desconocidas. Los “grooming” son usuarios en redes sociales que se hacen pasar por niños o adolescentes para entablar conversación con otros niños y así ganarse su confianza.

Entonces comienzan a pedirle fotos sugerentes, incluso pudiendo citarlos para encontrarse en algún lugar.

Son muchos los peligros a los que se enfrentan los niños y adolescentes en las redes sociales. Como ya lo dijimos anteriormente, si tienes hijos o hermanos pequeños, debería vigilar de vez en cuando lo que hacen en las redes sociales, especialmente si le dedican más tiempo que socializar en la vida real.

Acoso y cyberbullying

cyberbullying

Ya antes hablamos del acoso y ciberbullying en niños y adolescentes, pero este problema no es exclusivo de ellos. Cualquier persona, independientemente de su edad, puede ser víctima de acoso en las redes sociales, que en ocasiones puede ser colectivo.

La velocidad para difundir contenido y el gran alcance que tenemos las redes sociales, hace que este acoso, ya sea en forma de mensajes o fotos con contenido sexual o humillantes, puedan alcanzar a un grupo enorme de personas, como los familiares y amigos de la víctima.

El acoso en las redes sociales puede ser aún más peligroso que el acoso en la vida real. Esto puede llevar a los afectados a sufrir depresión, trastornos de conducta e incluso llevarlos a atentar contra su propia integridad.

Vulnerabilidad de nuestros datos

malware

Seguramente no has leído los términos y condiciones a los que somos sometidos y tenemos que aceptar para poder registrarnos en una red social. Al hacer esto, le damos permiso a las empresas para que hagan uso de nuestros datos y actividad de navegación en las redes sociales.

Es bien conocido que las empresas venden estos datos a las empresas para que su publicidad este dirigida al usuario con las características de su público objetivo. Tristemente, eso es lo que menos debe preocuparnos.

No son pocos los casos donde las redes sociales han vendido los datos de sus usuarios con otros fines, como fue la venta de datos de Facebook para la campaña de Donald Trump en el 2017. Ha habido también casos de filtración masiva de datos de los usuarios por descuido de estas redes sociales.

La verdad es que nadie sabe con certeza lo que las redes sociales hacen con nuestros datos. Antes solo teníamos que asegurarnos de no navegar por páginas desconocidas o tener un buen antivirus para estar seguros de tener nuestros datos protegidos.

Ahora, con la aparición de las redes sociales, damos nuestros datos en bandeja de plata hacia estas empresas con todos los riesgos que eso conlleva, como lo mencionamos antes. Una lastima que tengamos que bajar la cabeza y arriesgar nuestra información privada para poder utilizar estas herramientas digitales que se han vuelto imprescindibles en nuestras vidas.

Efectos negativos en la conducta

Como ya lo mencionamos cuando hablamos de la adicción hacia estas plataformas, su uso excesivo puede traer graves problemas a la salud mental de las personas.

Además de los trastornos de conducta y depresión, las personas pueden comenzar a dejar de lado sus actividades diarias y sus relaciones interpersonales para pasar más tiempo en las redes sociales. Los trastornos de sueño también son comunes entre las personas que pasan mucho tiempo en las redes sociales antes de dormir.

Dedicar más tiempo a las redes sociales puede llevar a muchas personas a sufrir de lo que se conoce como “sedentarismo tecnológico”, que es cuando la persona comienza a dejar de lado las actividades físicas por pasar más tiempo en las redes sociales y otros aparatos tecnológicos como consolas de videojuegos. Aquello puede traer problemas a nuestra salud física.

Ciberestafas y delitos online

phising

Es común ver a personas ser víctimas de estafa al comprar un producto en una red social, que luego no recibió o que no era lo que esperaba. El robo de datos antes mencionado provoca que algunas veces los usuarios reciban links maliciosos con malware que podrán robar la información personal de sus ordenadores o dispositivos móviles.

Problemas para encontrar trabajo

rechazos laborales

Debes prestar atención a lo que públicas en las redes sociales. Es muy probable que tu futuro jefe o la empresa a la que estés postulando revisen tus redes sociales incluso antes que tu currículum. El 85% de las empresas revisan el LinkedIn de los postulantes, mientras que un 78% hace lo mismo con Facebook.

Informaciones falsas

Las llamadas “fake news” han invadido las redes sociales. Aunque siempre han existido, la velocidad y alcance de las redes sociales las hace más peligrosas que nunca.

Si juntamos esto con temas polarizantes o delicados como la religión o política, pueden convertirse en verdaderas bombas que pueden provocar graves casos de desinformación y dañar y arruinar la vida de muchas personas.

Todos hemos visto cómo durante la pandemia la desinformación se convirtió en pan de cada día, con noticias muy serias que eran compartidas por miles de personas y que aún muchos consideran como ciertas.

Recomendaciones para un uso correcto de las redes sociales

  • Haz un horario y controla el tiempo que pasas a diario en las redes sociales, así evitarás caer en una dependencia hacia estas plataformas
  • Ten cuidado con lo que públicas, de ser posible no pongas pública información sobre donde vives, estudias, trabajas y no anuncies que harás un viaje y demás actividades
  • Contrasta la información que lees en las redes sociales, incluso la que ves a través de Twitter
  • No compres productos en una página nueva que no tenga reseñas o comentarios de otros usuarios, especialmente si los precios son extrañamente bajos
  • Si tienes niños o adolescentes en casa, vigila de vez en cuando que hacen frente al computador o a sus móviles, y mide cuánto tiempo pasan a diario en estas plataformas
  • No aceptes solicitudes de extraños ni des clic a links que son enviados por usuarios que no conoces

Peligros que se pueden evitar

A pesar de todos los peligros a los que estamos expuestos en las redes sociales, un uso medido y responsable de estas plataformas es lo que inclinara la balanza entre sus beneficios y sus riesgos. Aquello depende exclusivamente de cada uno de nosotros.

Te recomendamos

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.