¿Cómo hacer un nudo de corbata?

Desde los años 113 dC. el nudo de corbata inicia su historia al imponerse en la vestimenta de los ejércitos militares chinos, quienes lo consideraban como un accesorio indiscutible, aunque también se sostiene que realmente se originó a partir de 1660 en Croacia, en donde igualmente eran portados por militares.

Sin embargo, no fue hasta el XVIII que el colocarse un pañuelo alrededor del cuello no era una distinción de estatus, sino que simplemente le otorgaba un mayor estilo y formalidad al vestuario, volviéndose una moda especialmente en los países occidentales y asiáticos.



Actualmente cuando se trata de dar una primera impresión, sea para una entrevista de trabajo o para deleitar durante una cita el nudo de corbata es la mejor opción, aunque  muchas veces dejamos de lucir un poco más elegante por lo complicado que puede resultar hacer una corbata, o porque simplemente no contamos con la ayuda de un especialista para que nos asista en este proceso tan engorroso.

Si bien, no es un secreto que existen corbatas con nudos ya hechos, pero normalmente son de un solo color y no permiten darle un toque más original con corbatas de estampados, que siempre pueden ser muy útiles para variar los estilos formales.

Estos trucos son muy útiles tanto para hombres como mujeres, ya que se pueden combinar tanto en corbatas como en pañoletas o bufandas.

Te recomendamos leer:  10 maneras de usar una bufanda ¡Te verás súper elegante!

Ya no es necesario que recurras a los mil y un tutoriales de YouTube para entender cómo hacer una corbata, tienes que seguir estos sencillos pasos y hacerlo por tu cuenta en tan solo unos segundos.

nudo de corbata

Nudos de corbatas

Preparación previa

  1. Escoge una camisa de cuello y botones, estéticamente se recomienda manga larga, aunque en ciertos trabajos se combinan con camisas manga corta, en caso que se encuentre en un sitio caluroso, sin embargo ya no es tan frecuente.
  2. Se debe abotonar específicamente en el lugar de reajuste de la corbata y dejar el cuello levantado para colocar la corbata.

Por temas de comodidad y para hacer el proceso de vestimenta más rápido y eficiente, es preferible colocarse la corbata como el último accesorio del atuendo.

En cuando a la selección de la corbata y sus colores, al final de este post podrás leer algunos tips sobre los estampados y patrones más ideales para no desentonar el resto de tu atuendo.

Medición

Saber en qué punto es ideal la longitud o largo de la corbata, dependerá principalmente de la estatura de la persona.

Tranquilo no es necesario buscar una regla ¡Esto se realiza al ojo!

  1. Colócate frente al espejo y ponte erguido para así evitar que se arrugue la corbata, permitiéndote tomar la medida con mayor precisión.
  2. Luego deberás tomar el largo necesario para hacer el nudo, y a su vez la punta de la corbata no sobrepase cinturón.

Si le pides la asistencia de alguien bajito o que tenga un poco más de cintura para que se haga la corbata en sí mismo y luego la afloje para cedértela a ti, posiblemente te quedará un poco corta o muy larga, por lo que se recomienda hacer la medición con el mismo cuerpo.

Tipos de nudos

Nudo sencillo

Este nudo por su simplicidad es mucho más popular en China, y se ha mantenido por varios siglos. ¿La razón? Al ser personas con menor estatura no requería de una corbata tan alargada y ancha, por lo que para los hombres más altos este tipo de nudo resulta complicado de quitar.

  1. Extiende la corbata sobre el cuello ubicando la parte menos angosta del lado izquierdo y la más ancha del lado derecho, aunque lo puedes variar de acuerdo a tu gusto.
  2. Al tenerlo puesto deberás medir en proporción el largo de la corbata, como es un nudo sencillo puedes considerar dejar que la punta esté a la medida del cinturón.
  3. La parte más fina normalmente quedará cerca del pecho o a la distancia del bolsillo de la camisa.
  4. Con la mano izquierda es preferible inmovilizar la parte más delgada, para que así se cruce por debajo hacia la dirección izquierda, en forma de doblado el extremo ancho sobre la más delgada,
  5. Específicamente lo ideal en cuanto a la distancia del cruce, son 3 dedos debajo del cuello para así poder realizar los pasos con mayor amplitud y movilidad, pero que no sea tan abajo ya que al ajustar puede que la parte ancha quede muy larga o corta.
  6. Al realizar el cruzado se dará una vuelta, sin embargo en este punto se deberá colocar el dedo índice a los fines de dejar un orificio.
  7. Luego se pasará la tira más gruesa por debajo del nudo para pasarlo a la parte frontal.
  8. La sección en donde se forma el nudo se deberá introducir dentro de ella, la parte ancha sostenido por el índice.
  9. Quitamos el dedo con cuidado mientras se va deslizando dicha parte ancha en el interior del nudo.
  10. Tiramos con mucho cuidado el extremo ancho, se hace un pequeño pliegue para que le otorgue un estilo “cuchara”.
  11. Luego de tener todo listo, se sostiene el nudo junto a la tira más delgada y se impulsa hacia arriba con el objetivo de poder ajustarlo sin que quede muy flojo o apretado.
  12. Finalmente bajas el cuello abotonándolo en caso de contar con los mismos en esta sección.
  13. Visualmente es recomendado este tipo de nudo para personas con una alta estatura o que utilizan corbatas más anchas.

Es importante mencionar que este tipo de nudo al ser conocido como sencillo, tiene una estructura poco sólida, claramente esto no le quita su efectividad ya que por siglos es el clásico de los nudos.

Aunque se debe considerar que en algunos casos puede que se desarregle un poco y debamos estar pendientes que no pierda su forma inicial, especialmente si queremos aflojarla un poco y nuevamente reajustarla.

Nudo doble

Este nudo a diferencia del anterior es mucho más compacto, por su parte es recomendado para camisas que posean un cuello más largo que el convencional.

Cabe destacar que al momento de escoger la corbata, la misma debe ser un poco más larga y la tela mucho más sedosa o suave.

Su realización es muy similar a la anterior, la diferencia está que al realizar la vuelta de la parte más ancha en vez de una sola, se realizarán dos vueltas y finalmente se pasará entre el nudo inicia y el extremo delgado.

Este tipo de corbata es mucho más duradero, por lo que es el más recomendado para largas jornadas de trabajo y que incluso puede reajustarse sin perder su forma.

 

Nudo Triple

Este nudo es muy similar igualmente al nudo sencillo, aunque su diferencia se encuentra en que en vez de realizar el cruzado por la parte inferior, se realizará por la parte posterior.

La vuelta será totalmente completa hasta llegar al lado derecho, para cruzarse por la parte posterior e ir al área frontal para integrarse al nudo.

Corbatín

Conocido como pajarita, mantiene sus orígenes a finales del siglo XIX, siendo preferidas por la facilidad de poder hacer y llevar sin miedo a que se modificara su estructura, aunque los últimos años ha perdido un poco su popularidad, aunque igualmente ofrece mucha prestancia en eventos formales.

Para anudar una corbata de moño, necesitarás una corbata mucho más corta, y deberá tener una forma específica para que así puedas obtener un resultado mucho más ideal.

  1. Al colocarlo alrededor del cuello se ubicará del lado izquierdo la sección unos 3 centímetros más abajo que el lado izquierdo.
  2. Es importante destacar que la mano izquierda será con la que trabajaremos principalmente.
  3. Luego se cruzará la parte más larga sobre la más corta cerca del cuello, debemos dejar un espacio de un dedo para que no esté tan apretado y que a la vez nos permita realizar los movimientos básicos para formar el corbatín.
  4. Se cruza por debajo para hacer el nudo con el extremo que recién se cruzó.
  5. Dejamos por encima del hombro la tira cruzada, para posteriormente doblar la tira inicial en forma horizontal
  6. El extremo sostenido por el hombro, se levanta para colocarse en la parte frontal del doblez realizado.
  7. Es importante destacar que debe quedar precisamente en el medio, aunque la misma forma del corbatín nos indica cuál es el espacio.
  8. Se toman ambas orejas de la sección horizontal y la llevamos hacia adelante, como si se estuviera pellizcando, permitiendo así que el extremo superior que acabamos de colocar se posicione en el medio.
  9. Se formará un orificio en la parte posterior del extremo doblado, y a través de ella se deslizará la tira ubicada en el medio como un doblez.
  10. Con ello podrás tener un doble moño el cual deberás abrir y ajustarlo para que se observe simétrico cada lado.

Nudo Windsor

Mantiene el nombre del Duque de Windsor conocido como el Rey Eduardo VIII del Reino Unido, aunque rumora que su padre es realmente el creador de este nudo, quien prefería que fuese mucho más ancho que los convencionales.

El resultado final de este nudo de corbata es muy similar al nudo sencillo, aunque su estructura interna es muy diferente.

Es recomendada para ocasiones mucho más formales, en el que se utilicen camisas que posean un cuello un poco más ancho que las convencionales.

  1. Para realizar el nudo luego de colocarlo sobre el cuello con el extremo más ancho más largo que el otro, se toma la tira cruzada sobre la parte más delgada hasta la parte trasera, para así llevarlo hacia la parte frontal por el nudo ya realizado.
  2. Se toma de nuevo la misma sección y se coloca hacia el lado izquierdo se pasa por detrás de la parte más delgada en un giro completo, para que cuando se encuentre en el área frontal del nudo pase esta tira para la parte de atrás.
  3. Finalmente se hacen los mismos pasos de un nudo sencillo, tomando la tira más ancha de atrás para doblarla hacia adelante en una media vuelta y deslizarlo nuevamente por la parte de adelante entre el nudo recién realizado.
  4. Finalmente ajustamos formando el pliegue respectivo entre la corbata y el nudo.

En la actualidad los corbatines o moños no son tan utilizados durante reuniones de trabajo o citas románticas, ya que a pesar que durante el siglo XX fue una tendencia, actualmente transmite una apariencia muy festiva distrayendo a la persona a quien se busca atraer la atención.

Sin embargo, los looks más hipters o bohemios han hecho que regresen los chalecos de mesoneros con camisas manga larga y una corbata de moño o larga, pero sin colores tan llamativos sean más utilizados, pero en ciertos casos.

¿Quieres quitarte la corbata pero no quieres desentonar?

Si el calor está insoportable o sientes mucha ansiedad, puedes retirarla y arremangar las mangas de la camisa, sin embargo no es muy atractivo aflojarse la corbata ya que otorga una percepción como si la persona descuidara su apariencia personal.

Por otro lado si debes mantenerte prolijo puedes considerar una corbata ya echa, y antes de entrar a la oficina con tan solo presionar unos clics o pasar la liga sobre el cuello ya estará listo.

Recomendaciones para escoger una corbata perfecta

  1. Si estás buscando corbatas con estampados, se recomienda no excederse de tres colores, igualmente es preferible solo considerar rayas o figuras geométricas siempre y cuando la camisa o el pantalón no incluya otras formas o patrones, ya que podrá visualizarse el atuendo muy sobrecargado.
  2. En cuanto a los patrones, mientras más diminutos sean los puntos le otorgan una mayor formalidad y seriedad, a diferencia de los cuadros que son la mejor forma de llamar la atención acentuando la vestimenta.
  3. Los colores más favorables de corbata son los más oscuros que el color de la camisa, y por otro lado que se realce o sea más intenso que la chaqueta que se colocará sobre el atuendo.
  4. Para evitar arrugas las corbatas de lana son mucho más amigables, sin embargo la seda es mucho más prácticos al momento de manejarla para hacer una corbata perfecta.
  5. Mantener la forma o estructura del nudo y la corbata propiamente dependerá del dobladillo (recomendado hecho a mano) y por la costura media.
  6. No te coloques la corbata tan apretada, a pesar que puedas sentirte cómodo visualmente puede observarse asimétrico, además que hay mayor probabilidad que se deshaga o deforme el nudo.
  7. Si quieres que tu corbata no se destiña, observa con detalle si es cocido el diseño, ya que las pintadas en unas cuantas lavadas tienden a perder mucho más rápido el color.
  8. Para su mantenimiento es preferible el lavado al seco, ya que así evita que se desgaste con mayor facilidad y mantenga por más tiempo su estructura o forma.

¿Cuál nudo de corbata fue tu preferido? Si conoces una técnica mucho más sencilla menciónala y compártela con nuestra comunidad.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo hacer un nudo de corbata?, te recomendamos que visites nuestra categoría de Estilo de vida.



¿El artículo te ha sido de ayuda?

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.